viernes, 25 de abril de 2014

A veces soy pez, pero sólo un ratito.




Ojalá pudiese saber, con certeza, porque no me atrevo a mirar ni de reojo, a esos lugares ciegos de la memoria.
Quizá porque duelen, y el dolor me hiere, tanto o más que la muerte, puede que incluso más que la vida.

El olvido es un bálsamo, una venda, una tirita. Una anestesia, una píldora, una droga que no dispensan en la farmacia de la esquina, ni disponen en la esquina del descampado de la iglesia. No tiene prospecto, ni está contraindicado. No se sabe de efectos secundarios. Y sin embargo, desde mi más ferviente ignorancia, de lo que sí estoy completamente segura, es de que en grandes dósis... mata.


15 comentarios:

  1. Desde el mismo momento en que piensas en el olvido. Antes de que ocurra empieza a carcomer en un silencio que acaba siendo sepulcral... Y a veces, como rebrota un efecto contrario, sigue doliendo.
    En vez de olvidar, la indiferencia.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  2. Es jodido. Una nunca sabe si se ha pasado o no llega.

    Un beso y una abrazo!

    ResponderEliminar
  3. El olvido funciona así... a oleajes... si algo entró en el ciclo del olvido, por alguna razón sería, mejor dejarlo ahí...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Uff... no se que decirte... el olvido es algo tan jodido y difícil... pero creo que si algo o alguien entra en el debemos aceptarlo... cualquier explicación o lógica que busquemos no servirá...

    Muchos besinos!! Guapa¡¡

    ResponderEliminar
  5. Suele pasar que lo que quieres olvidar,,, no lo olvidas.
    Pero es cuando se olvidan de ti,,,, cuando el dolor se hace insoportable.
    Un besazo Pommette!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo en ese ratito querría que tuvieras algo inolvidable entre los labios de esa boquita de pez. Este mensaje se autolvidará en 5 segundos

    ResponderEliminar
  7. Mi niñaaaa olvidar hay veces que es fácil, otras dificilísimo, depende del que hayas tenido enfrente....jajja, pero que te olviden, ser olvidado...eso si que duele, y mucho,..peroooooo muchas veces...siempre vuelven, aunque no sé para qué jajajjaa.
    Hoy estoy con tremendo mosqueo porque dos olvidados, volvieron. Tengo cara de hermanita de la caridad??????
    bss

    ResponderEliminar
  8. me encantan tus escritos
    no van con tus imafenes
    para tener exito cambialas
    ya que escribes maravillosos

    ResponderEliminar
  9. Ay pequeñita, no sé yo... El olvido es bueno o malo, según el caso.
    A veces lo necesitamos más que nada.
    Otras lo que más quisieras es poder recordar aquello que has olvidado.
    O tener recuerdos de algo de algo que nunca llegó a ser...

    Quien sabe... Yo no, por supuesto.

    Besos y abrazitos.

    ResponderEliminar
  10. Olvidar es tan importante como recordar; el reto es saber discriminar entre lo que debes olvidar y lo que debes recordar, porque la memoria es finita y no cabe hueco pa tonterías

    Mil besos, porque los besos, además de gratis, son infinitos.

    ResponderEliminar
  11. El olvido no es un pozo, es el esfuerzo mental para mantener ese pozo....
    Es un gasto de energía y cansa,
    si el olvido se abstrae es peor.
    Por superviviencia hay que matar al que mata al olvido (algunos le llaman el vigilante, otros el censor)

    Un beso naúfrago

    ResponderEliminar
  12. y cuando de repente te acuerdas de algo que tenías olvidado????? eso sí que mola!!

    ResponderEliminar
  13. Y cuando el olvido no llega?
    A veces duele se llame como se llame...

    ResponderEliminar