domingo, 9 de marzo de 2014

El séptimo descansó.



Es domingo. El día del señor, no me preguntéis  de cual, el día del reposo y del descanso. Éso dicen, pero cuando se tiene una cabeza tan pensante como la mía, y un cuerpo tan rumbero como el que luzco ( cierto, mis dos abuelas están muertas), es imposible. Y más con este calor, con la primavera explotando en el quicio de la ventanda, en la jamba de la puerta, en el moco alérgico de la nariz, en el clavel reventón de ese latido anárquico del pecho inflamado. No me queda más remedio que escribir. Que escribir por escribir, de cualquier cosa, de ninguna, de todas; hay tanto que decir aunque parezca que no se diga nada...

Sí, hoy he follado, y ha caido una paja también. Además por fin se me está poniendo el culo duro, e incluso me han dicho guapa por la calle. Podría hablaros sobre cualquiera de esas cosas. O del bicho que me ha picado en el parque y del urbasón. O del kilo de patatas que he comprado de vuelta. O de la bicicleta que casi me atropella. O de la comida de coño sorpresa que me han dado mientras veía amanecer. Tiene tantos minutos el día, tantos segundos, y por cada uno un pensamiento, un sentimiento, una sensación y un hecho. ¿ Cómo elegir? ¿ Para qué elegir? . No quiero. 

Prefiero desnudarme frente a este sol de marzo, tumbarme serena y tranquila, dejar que la mente vuele y los dedos la sigan. Puedo escribir, y volver a pajearme. Puedo volver a hacer el amor, o quizá follar esta vez. Puedo incluso hacerlo todo. O nada. Seguir vestida e imaginar que pasaría. 

A veces, muchas veces, lo que apetece no es conseguirlo, ni intentarlo, si no ese eterno preliminar que son las posibilidades.

17 comentarios:

  1. Las eternas posibilidades, no pequeñita?
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas cosas te han pasado en este día, pero aún queda domingo por delante y las posibilidades son infinitas.
    Un besazo Pommette!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sí, quedaba domingo, vaya si quedaba.

      Beso

      Eliminar
  3. somos criaturas solares...

    ... y el Sol nos enciende...

    ... como tus escritos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. E ilumina, y calienta, y reverbera... ay, el sol en la piel.

      Eliminar
  4. Pues sí, un día da para mucho, e imaginarlo es a veces el primer paso para sentirlo.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no dejar de imaginar jamás. Y de contar, Y de hacer. Y rehacer..

      beso

      Eliminar
  5. Menos mal que escribes de putísima madre.
    Que te cagas, vamos...!



    Pues de lo contrario no habría por dónde cogerte.
    Jodida mocosa caprichosa...

    ResponderEliminar
  6. Un día da para mucho... y las posibilidades aparecen en ocasiones de golpe...
    Disfruta cada minuto de cada día...

    Muakssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada minuto, cada segundo, antes de un paso todo es posible.

      Muas.

      Eliminar
  7. Yo necesito Sol para funcionar. No podría vivir en una ciudad sin buen tiempo y sin playa.

    Saludos desde www.malagasensual.com

    ResponderEliminar
  8. Llego tarde, pero he llegado...jajaja. Siempre es mejor el momento en que te traen un pastel con velas, que el momento en que ya te lo has comido :) ...El pastel, no las velas ;)
    La imaginación es poderosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. soñar no conduce a nada, el decidirse conduce a miles de lugares, como las santas que no sólo van al cielo, pero las putas van a todas partes, como la duda que sólo te encadena a un sólo lugar, y la curiosidad te muestra que el mundo es amplio y gigante..... soñar no es malo, lo malo es despertar y ver que sólo estuviste gastando tu tiempo..... besos!!!!

    ResponderEliminar